Wotan y el Krampus

¿Conoces al Krampus?

Krampus, es un ser antropomórfico con cuernos descrito como “mitad cabra, mitad demonio”, representado por un demonio con largos cuernos y piel de carnero. Estas infames criaturas arrastran cadenas oxidadas, tañen cencerros, portan antorchas y van armados con ramas de abedul con las que no dudarán en azotar las piernas y el trasero de niños y adultos traviesos y revoltosos. Los monstruos van en pequeños grupos. ¿Su líder? San Nicolás, la figura que inspira a Santa Claus o Papá Noel, que se encarga de dar frutos secos, mandarinas y dulces a los niños buenos, mientras que ordena a los Krampus tomar buena cuenta de los que no son tan buenos. Su rostro diabólico está acompañado de una larga lengua roja, con cuernos en la frente y mirada enfermiza. Tiene el cuerpo cubierto por un oscuro y tupido pelaje, y sus patas son similares a las de un fauno. En muchas imágenes es ilustrado con una canasta en su espalda, en donde coloca a los niños malos para llevarlos al infierno.es el encargado de atemorizar a los niños que se portan mal en Navidad; en contraste con San Nicolás, quien premia a los que se portan bien con regalos.

Krampus forma parte de una antigua tradición pagana germánica, extendida por toda la geografía alpina. La manera en la cual nosotros, las personas de estos tiempos modernos tratamos con Santa Claus, y la Navidad en general, es exactamente la misma utilizada en los ritos para los Dioses de la antigüedad En su origen, los pobladores alpinos de lo que hoy en día es Baviera se vestían con pieles y huesos de animales y teñían sus caras con carbón a finales de otoño, reuniéndose en torno a hogueras en un intento de asustar a los demonios de invierno. La costumbre fue perseguida por la Iglesia Católica, hasta que en el siglo XVII el pragmatismo pudo más que las prohibiciones, y a la figura de Krampus se ligó la de San Nicolás, liderando éste a los demonios, y cristianizando la tradición.

Personificación de carácter salvaje de Wotan

¡Que viene el “Krampus”! Los desfiles de “Krampus” y “Perchten” están anclados en el inconsciente colectivo del pueblo germánico del sur de Europa. Cuando los “Krampus” y las “Perchten” corren por las callejuelas y ahuyentan el invierno con sus salvajes tañidos de cencerros. Krampus, cuyo nombre se deriva de la palabra alemana krampen, que significa garra, es hijo de la diosa Hel, la encargada del inframundo en la mitología nórdica. El Krampus es anterior al cristianismo y tiene su raíz en las tradiciones nórdicas y alpinas del paganismo germánico, la imagen del Krampus ha evolucionado con el paso del tiempo y de forma diferente en las diversas regiones, aunque, en cualquier caso, Krampus representaba un equilibrio entre luz y oscuridad, facilitando la armonía entre el bien y el mal. El mito del Krampus lo encontramos en las regiones alpinas, Austria, Alemania, Hungría, Eslovenia y república Checa, y su leyenda se ha extendido como la pólvora en los últimos tiempos, alcanzando toda Europa e incluso el mundo entero. Parece haber poca duda en cuanto a su verdadera identidad, ya que en ninguna otra forma se conservan tan bien las insignias del Dios Cornudo. El abedul, aparte de su significado fálico, tiene una conexión con los ritos de iniciación odínicos; ritos que implicaban atar y azotar como una forma de falsa muerte. Las cadenas vienen a ser otro remanente de ritos paganos de iniciación.

Nuestra “sombra” interior: Nuestro otro yo

En la Noche del Krampus, en alemán Krampusnacht, la víspera del 6 de diciembre, los niños alemanes se cuidaban bien de no atraer la atención de aquella temible bestia, con la esperanza de que a la mañana siguiente San Nicolás les trajera regalos en su día, Nikolaustag.

Muchas ciudades han dramatizado las prácticas de los dioses como personajes caminando por las calles. Estas tradiciones han seguido en las regiones rurales de los Alpes, y las diversas tradiciones similares, tales como día de Wren, sobrevivieron en las naciones celtas hasta hace poco.

Tañidos salvajes de cencerros, peludas pieles, cuernos torcidos y espantosas máscaras: Cuando los “Krampus” y los “Perchten” corren por las calles con bramidos sordos, medio bailando, medio pateando. Y una antigua tradición que solo puede vivirse en la región subalpina. Es costumbre ofrecer un “Krampus schnapps”, un fuerte brandy de fruta destilada.  Estas celebraciones pueden incluir también a los “Perchten”, espíritus paganos igualmente salvajes del folklore germánico y, a veces, mujeres en representación, aunque los Perchten están apropiadamente asociados con el período entre el solsticio de invierno y el 6 de enero, es decir en pleno Yule. Menos sosegados son los desfiles de los “Perchten”;

“Percht”, “Schönperchten” y “Schiachperchten”

Los primeros germanos creían que Hertha (Bertha o Perchta) era la diosa de la luz, la domesticidad y el hogar. Cocinaban tortas de levadura al horno en forma de zapatos, que fueron llamados zapatillas de Hertha llenándolos de regalos. Durante el solsticio de invierno, las casas se cubrían con ramas perennes de abeto para darle la bienvenida. Cuando la familia se reunía para cenar, hacían un altar con piedras planas, donde encendían una fogata con ramas de abeto. Decían que Hertha descendía a través del humo y guiaba a los conocedores de las tradiciones a adivinar el futuro de los asistentes a la fiesta.

Tradición en Finlandia

Las “Perchten” son personajes folclóricos que solo existen en la región alpina bávara-austríaca. El nombre, de acuerdo con diversas fuentes, se remonta seguramente a la figura mitológica de la “Perchta” (también “Berchta”). Si se observa con exactitud, se pueden distinguir dos clases de “Perchten” diferentes: las buenas, “Schönperchten”, y las malas, “Schiachperchten”, cuyas máscaras, llamadas también “larvas”, son particularmente aterradoras. Por cierto, estas artísticas máscaras talladas se hacen aún todas a mano. Ambos grupos de “Perchten” llevan consigo uno o más cencerros, con los que se supone ahuyentan el invierno.

Según la tradición, las “Perchten” aparecen solo en las “Rauhnächten” (noches sagradas) entre Navidad y Año Nuevo. Los “Perchten” de Gastein salieron incluso en 1837, durante la visita del Emperador Fernando I.

Krampus en Francia

La oleada folclórica del siglo XX trajo consigo que la división entre “Krampus” y “Percht” fuera cada vez menos clara; en un mecanismo de pérdida de tradiciones para acabar en la globalización, surge un movimiento de recuperación de las mismas, con la dificultad de haberse roto la cena de transmisión por algunos sitios. Si en todo este proceso de olvido y vuelta a la vida, hay algo de positivo, es la recuperación de las antiguas tradiciones paganas en su esencia mas intima, esto es, despojadas de la influencia cristianas que las envolvieron durante siglos, y que les permitieron llegar hasta nosotros.

Tradiciones vivas

En cada desfile de “Perchten” se esconde un verdadero “Percht” entre la multitud, asegura la sabiduría popular. Y cuando se observan a los jóvenes salvajes desde una distancia segura, al reflejarse las numerosas luces de las elaboradas máscaras, uno tiene que mirar dos veces: ¿No se acaba de mover ahí una puntiaguda oreja? ¿O solo era el viento? ¿No subyace en toda leyenda siempre también un grano de verdad?

charles_freger_wilder_mann_2010-2011_0009_krampus

Los “hombres salvajes” europeos

charles_freger_wilder_mann_2010-2011_0013_mamuthone

Mamuthones,  típico del carnaval de Mamoiada en Cerdeña .

charles_freger_wilder_mann_2010-2011_0033_kurenti

Kurentovanje  es uno de los eventos de carnaval más populares de Eslovenia. Su figura principal, conocida como Kurent o Korent , era vista como un extravagante dios del placer desenfrenado y el hedonismo en las primeras costumbres eslavas.  En el festival de hoy, grupos de kurents usan prendas tradicionales de piel de oveja y se cree que “persiguen el invierno”. Ser un kurent fue al principio un privilegio ofrecido solo a los hombres solteros, pero hoy en día, los hombres casados, los niños y las mujeres también están invitados a usar el atuendo.

charles_freger_wilder_mann_2010-2011_0039b_mechkari

Trajes de Mechkari del oso manejador en Prilep, en la región de Pelagonia, Macedonia.

charles_freger_wilder_mann_2010-2011_0039_nevesta_djolomari

Barbudo Djolomari de Macedonia.

charles_freger_wilder_mann_2010-2011_0042_babugeri

Los búlgaros Babugeri , para ahuyentar a los espíritus malignos.

charles_freger_wilder_mann_2010-2011_0044_surovichkare

charles_freger_wilder_mann_2010-2011_0045_surovichkare

charles_freger_wilder_mann_2010-2011_0050_surovichkare

charles_freger_wilder_mann_2010-2011_0056_survakari

charles_freger_wilder_mann_2010-2011_0057b_survakari

Survakari , Bulgaria

charles_freger_wilder_mann_2010-2011_0063_dziady_smigustne

Las tradiciones paganas antiguas eslavas celebradas el lunes de Pascua en Polonia incluyen actos simbólicos de purificación después del invierno y la evocación de la fertilidad para la llegada de la primavera se realiza arrojando agua sobre la gente de la comunidad. Los antepasados ​​simbólicos,  dziady,  visten trajes hechos de paja tejida y máscaras de piel de oveja. No pueden revelar su verdadera identidad o hablar, y solo murmurar, silbar y ulular. Por lo general, llevan pequeñas cestas, en las que reciben pequeñas ofrendas, como alimentos, o son recibidos con un sorbo de vodka. Realizan bailes rituales y hacen pequeñas bromas en cada casa que visitan.

charles_freger_wilder_mann_2010-2011_0078_juantramposos

Juan tramposo , un tramposo , aparece en Alsasua, España. El festival termina con todos los participantes participando en un baile de celebración.

 

 

 

charles_freger_wilder_mann_2010-2011_0084_gallarones

Los Gallarones , España charles_freger_wilder_mann_2010-2011_0099_bard_pelzmartle

En Nochebuena en Alemania, Pelzmärtle aparece en el pueblo de Bad Herrenalb con el Christkind (Niño Jesús) para regañar a niños traviesos y golpearlos con un palo. El traje de paja está cosido al usuario.

charles_freger_wilder_mann_2010-2011_0104_strobaren

Strohmann en el Carnaval en Alemania.

charles_freger_wilder_mann_2010-2011_0114_shnappviecher

Schnappviecher, la bestia que se estrella en el martes de carnaval

.

charles_freger_wilder_mann_2010-2011_0139_cerbul_in_corlata

Ciervo en el día de Año Nuevo en Rumania.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mitología germánica y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.