A la eternidad por el Valhalla

En todo Hombre hay dos polos que pugnan por dar forma y orientación a su alma. Es de mano del propio Hombre que una de esos polos termina por prevalecer…

Son el polo del Espíritu y el polo del Materialismo y del Nihilismo. De la muerte o de la vida eterna, a la cual solo se llega a través del Valhalla.

Nuestra época es la del Reino del Nihilismo. La de la caída en la ignorancia, la ofuscación, el miedo y la esclavitud. El reino de cantidad en contraposición a la espiritualidad germánica.

Sin embargo, esta será también la época de la Forja. La de la preparación de un Nuevo hombre para un Nuevo tiempo.

Un Hombre que mirará de nuevo más allá de la vida mundana y que hará del Espíritu la corriente central de su Ser; y de la Trascendencia, el Origen y Destino de su singladura vital. Pero sin dejar de vivir plenamente nuestra existencia en la Tierra, un mundo de lucha, de combate por el Ser, alabando la vida, pero sin caer en su antítesis, en su sombra oscura.

Queremos construir un Hombre por forjar y que es en sí mismo el sentido de toda verdadera lucha una vez arribamos a la Edad Oscura.

Su presencia entre nosotros será el anuncio de una Revolución como nunca antes vieron los ojos de los Hombres y de los Dioses

Siembra, anuncio y profecía de la Revolución.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Neopaganismo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.