30 de abril, Iniciación Sagrada: Walpurgis

Este 30 de abril marca el fin del ritual de iniciación de Odín, es el fin de los 9 días y las 9 noches en que nuestro padre estuvo colgado del Fresno del mundo Yggdrasil.  Y si bien nuestro Dios es el ejemplo mítico, nuestra hierofanía, en este 30 de abril recordamos a las personas reales de nuestro pueblo quien también pasaron por estos terribles rituales:

Los godos orientales del reino de Ermanarico, asimilaron costumbres propias de los pueblos de las estepas con los que se habían confederado, entre ellas señala la organización de un grupo de caballería, la práctica de la cetrería, el chamanismo, y la adopción de las vestimentas reales sasánidas por parte de la familia real amala. Es decir, el modo de vida de los iranios y los turcos que habitaban Escitia.

Según el relato de Amiano, los hunos cayeron sobre las tierras de los alanos, vecinos de los getrungos, cometiendo matanzas y saqueos; debido a la alianza de los hunos con los alanos, aumentaron sus fuerzas y se arrojaron sobre los fértiles territorios de Ermanarico. Amiano describe a Ermanarico como un rey guerrero temido por sus vecinos:

«Igitur Huni pervasis Halanorum regionibus quos Greuthungis confines Tanaitas consuetudo nominavit, interfectisque multis et spoliatis, reliquos sibi concordandi fide pacta iunxerunt, eisque adiuti confidentius Ermenrichi late patentes et uberes pagos repentino impetu perruperunt, bellicosissimi regis et per multa variaque fortiter facta vicinis nationibus formidati».

De acuerdo con su relato, habría cometido suicidio tras la derrota sufrida:

«qui vi subitae procellae perculsus quamvis manere fundatus et stabilis diu conatus est, inpendentium tamen diritatem augente vulgatius fama, magnorum discriminum metum voluntaria morte sedavit».

Ermanareik, rey del pueblo Godo Greutingo, gobernaba sobre un imperio que llegaba del mar negro al Báltico, desde los Urales hasta el atlántico, el imperio mas vasto desde Alejandro el Magno. Corría el año 375 y los vientos de la historia traían malas nuevas para nuestro pueblo. Los Hunos arrasaban Asia y Europa destruyendo todo signo de vida, muerte y destrucción asolaban a nuestro amado rey.

Nadie puede tachar a nuestro rey de cobarde o incapaz, pues sus raíces se sustentaban en su imperio, pero las Nornas decidieron que su momento hubo llegado a su fin, todas las obras que realizó en su reino, sus puentes y sus hospitales, sus campos y sus ciudades, todo se vino abajo, pues su Ragnarök había llegado.

Su capital Arheimar, estaba situada a la orilla de un hermoso rio, desde hacía días esta siendo sitiada por las hordas Hunas, solo los mas fieles quedaban a su lado, habían decidido enfrentar la muerte a los enemigos de su pueblo.

Durante 9 días y 9 noches Ermanarico luchó contra su enemigo oriental y contra sí mismo, y al final este 30 de abril se unió a Odín en comunión mística, asegurando así su inmortalidad, la conservación de su más sagrada esencia.

Desde la Comunidad Odinista de España-Ásatrú los reverenciamos y les mostramos nuestro más intimo respeto, estamos unidos en cuerpo y alma a ellos.

Su ejemplo es el claro norte, nuestra respuesta es la fidelidad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Odinismo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.