COE: 36 años en la lucha por Odín.

Hoy es una fecha importante para el Odinismo-Ásatrú, 21 de enero.  Casi nadie recuerda que en tal fecha murió en Bizancio Atanarico, —Atahanareiks— el último kindins[1] (lo más asemejado a rey, Jefe de todos los kindreds del pueblo godo) que tuvo el pueblo Tervingio, antecesor de los visigodos. Atanarico fue plenamente consciente del veneno que constituiría para el conjunto del pueblo godo la presencia del cristianismo dentro del mismo. Fue el primero de los pueblos germánicos en enfrentarse abiertamente contra él y en defender la religión ancestral Odínica. No es de ninguna manera “casualidad” que estos dos eventos se hayan superpuesto, sabemos que el wyrd y el örlog caminan de la mano por senderos inescrutables, y nos sentimos afortunados por ello, que simbólicamente 1600 años después de morir semejante héroe ese mismo día, naciera a la vida el COE, la comunidad odinista-asatru.

Los primeros pasos en el restablecimiento de la antigua religión ni fueron fáciles ni nos fueron regalados; surgidos del cuerpo monolítico de la omnipresente presencia del cristianismo en occidente y el mundo, empezaron en el primer tercio del siglo XX, truncándose por el estallido de la segunda guerra mundial y no fue hasta los años de la década de los 60 cuando se plasmó gracias a los esfuerzos de los entonces pioneros, Else Chrístensen, Stephen McNallen y John Yeowell. El verdadero éxito llegó de la mano de Sveinbjörn Beinteinsson con el reconocimiento de nuestras creencias en Islandia, en 1973.

En España, los primeros y titubeantes pasos se dan a partir de 1977, en unas condiciones de falta de información y documentación acerca de nuestra religión. Solo unas decenas de personas se empeñan en seguir el antiguo paganismo germánico, todas dentro del entorno universitario. Y es en ese entorno, cuando en Madrid se celebra el solsticio de invierno del 1980, con la asistencia de varias personas interesadas en Odinismo. El éxito fue tal que el miércoles—día de Odín—21 de enero de 1981, tiene lugar el acta fundacional del CÍRCULO ODINISTA ESPAÑOL, en la localidad madrileña de HOYO DE MANZANARES, con el fin de estudiar, practicar y difundir esta religión, el Odinismo.

Creamos una plataforma de información y desarrollamos una comunidad, luchamos contra la intolerancia del postfranquismo, pero la fruta no estaba madura y el movimiento progresaba lentamente. Nos marcó a toda la terrible fuerza del destino, que nos puso a prueba. Muchos cayeron, unos absorbidos por el sistema y otros porque no tuvieron la fuerza de mantenerse firmes cuando todo se hundía y nadie se libró de la misma, que ahora sabemos que Odín nos puso a prueba, y así nos ha permitido disfrutar del éxito justamente merecido.

No nos gusta la palabra “revelación”, pero no encontramos otra más adecuada, por lo que otra vez estemos en marcha. No vamos a relatar los hechos maravillosos que nos han ocurrido y que han hecho que estemos dispuestos a luchar otra vez, a cumplir nuestra misión a la que hemos sido designados por el Altísimo. Dicen que hasta que no pierdes el miedo a la muerte no llegas a ser un verdadero creyente (de cualquier religión), al menos, hemos dado un paso más. Esperamos que cuando abandonemos este mundo, lo hagamos con dignidad y no sintamos el pánico de los cobardes, del que hablan las Eddas, cuando enfilemos el dorado puente hacia el Valhalla, Bífrost. Establecimos contacto con todos los grupos Odinistas y Ásatrú del mundo, que en aquel tiempo se limitaban a seis o siete. Hemos querido mostrar algún documento de aquella época, como testimonio vivo de nuestra fe.

Queremos dar las gracias a todas las personas que de una forma u otra han contribuido a COE a ser lo que es hoy en la actualidad, la referencia de Odinismo-Ásatrú en España. Pero no debemos vivir de los recuerdos ni dormirnos en los laureles, si difícil ha sido la lucha de aquí en el pasado, fuerte se vislumbra para el mañana, graves retos y un mundo convulso nos esperan, pero que las dificultades y los problemas sean más que un acicate para espolear nuestro espíritu de lucha y combate, donde nuestros amados Dioses nos observan atentamente.

Gloria a nuestros Dioses y Héroes.

La Comunidad Odinista de España-Ásatrú actual es la heredera de aquella asociación, ahora convertida en confesión religiosa oficialmente reconocida por el estado. Queremos desde esta pequeña sección rendir homenaje a los hombres y mujeres que hicieron posible ese proyecto, allá por los años 80, sin el cual ahora no sería posible el Odinismo en España. Queremos que nuestra lucha sirva de ejemplo para todos para aquellos hermanos que, en algún momento de sus vidas, hayan visto flaquear su fe, sepan tener constancia, ya que solo los fuertes puestos a prueba son dignos del Valhalla.

[1] Figura institucional jurídico-pública en forma bien diferenciada de lo que sería propio del caudillo de una “Gefolgschaft” o del que agrupase a varios como él.

Publicado en Actualidad | Etiquetado | Deja un comentario

Hacia un nuevo Paganismo Odinista

Los conceptos modernos del paganismo tienen en común que, aun cuando son intuiciones precisas, ancladas en el inconsciente colectivo, están elaboradas de una forma incompleta. En todos los casos se toma a cada uno de los miembros físicos de la religión europea para realizar en el conjunto su proyección espiritual, a uno de los atributos por la sustancia. El problema reside  en que, en ninguno de los casos, la intuición abarca más que, en cada ocasión, un solo atributo. Si estuviésemos hablando de matemáticas, trataríamos de conseguir la ecuación integral a partir de innumerables fórmulas diferenciales.

Este estudio temprano que se realizó para la recuperación del paganismo europeo a lo largo del siglo XIX y XX adoleció de tres cosas:

-De no poder concebir el paganismo como algo perfeccionado en sí mismo,  sino como antagonista al cristianismo.

-De no poder ver al Paganismo en su sustancia, sino sólo a través de sus atributos y, aun así, en general, sólo a través de determinados atributos y no de la suma de todos ellos.

-El cristianismo, al mismo tiempo que se opone al paganismo, desciende de él, y contiene muchos elementos que de él derivan; pero el concepto así formado adolece radicalmente de haber sido concebido dentro del propio instinto cristiano del que busca deshacerse.

Unos han buscado hacerse paganos, o imitar a los paganos, educándose en una objetividad puramente visual; la objetividad pagana era, sin embargo, no sólo visual, sino estrictamente temperamental. No era sólo el empleo de lo perfectamente objetivo, o de cualquier otro sentido; era la objetividad esencial de que aquéllas representaciones simbólicas eran sólo las manifestaciones de la vida reflejadas en nuestros sentidos.

Era necesario ir más lejos, despojarse del hábito cristiano de hacer que la realidad comience y acabe con nosotros; pasar a vivir de la sensación hacía fuera, y no de la sensación hacia dentro, como ha sido el hábito en Cristo. Reconstruir el paganismo involucra, pues, como primera acción intelectual, hacer renacer el objetivismo puro de la tradición indoeuropea. Todo lo demás que se intente no pasa de reproducción estéril de los elementos secundarios o incluso accesorios del paganismo antiguo. Por eso nunca hubo, dentro de la civilización cristiana, tentativa alguna que de pagana merezca ese nombre, aunque haya habido varias con sobradas pretensiones a ese respecto. No ejemplificaremos exhaustivamente, pues la tarea, además de ser inútil, sería extenuante y larga. Enumerar toda la basura cristiana con las pretensiones paganas de los Matthew Arnolds, de los Oscar Wilde y del Walter Paters del bajo cristianismo, sería tedioso y desolador. Esta gente juzgaba estar con los antiguos paganos, cuando en realidad, chocaban en su confrontación personal con el cristianismo, por lo que ellos [sic] llamarían razones estéticas; no pasan de ser discípulos cristianos, no tienen ningún vínculo real con el paganismo, sino sólo de ciertas escuelas filosóficas que el paganismo produjo.

Pero así como los actuales paganos a fuerza de separarnos de nuestra civilización cristiana de los últimos 2000 años, hubiéramos tenido la noción precisa de lo que constituye la esencia del paganismo, no quiere decir por eso que pasemos inmediatamente a ser paganos, neopaganos o re-paganos. Esas cosas, que habitualmente tratamos de comprender sólo con la inteligencia, nada son y nada valen. Tiene el individuo que nacer con la cosmovisión general arquetípica europea  para comprenderla y colocarla  en el centro de su sensibilidad. El individuo tiene que nacer pagano para ser pagano. Pagano Nascítur, non fit, como el  decimos del poeta, y, al final, como todo lo que es estable en este mundo.

Incluso fijar una teoría filosófica del paganismo, no es posible para quien no tenga una organización naturalmente objetivista de la inteligencia y de la sensibilidad, una construcción de los sentidos y de las emociones de tal modo modelada que interprete objetivamente las cosas. Podría ser así, y nunca considerarse pagano el resultado. Si así no fuera, puede construir un alma postiza con fragmentos de las Eddas, que nunca pasará de ser un vil cristiano. Téngase presente siempre que nacer pagano representa nacer libre de más de veinte siglos de civilización cristiana, porque las influencias que finalmente se revelaron en el cristianismo estaban desde hace mucho en acción en el entorno de los países europeos cuna del paganismo. Recuperar el paganismo europeo no es utópico, porque nada es imposible. Sobre todo no lo es en nuestra época en que la civilización cristiana se esparce hacia todos los puntos de la insania, se deshace por completo, se anula a sí misma en el último arranque de su envilecidísima alma sensual, abyecta, del esclavo que mató al señor y todo lo que de noble tiene la vida.

No en necesario que nos vinieran a decir los demás que el cristianismo es más triste que el paganismo, ni que nos viniese a hablar Chesterton, para expresar lo contrario, que es más alegre que el paganismo. Ambas cosas son ciertas. El cristianismo es, de hecho, más triste y más alegre que el paganismo. Siendo por su naturaleza un fenómeno enfermizo, presenta la oscilación característica de la histeria (de aquello que se llama histeria) donde comúnmente se vive en los extremos y en el apogeo de las emociones y donde todo es posible menos el equilibrio y la sobriedad.

El odio de Nietzsche al cristianismo le aguzó la intuición en estos puntos. Fue en nombre del paganismo grecorromano que elevó su grito, creía él; pero sin embargo fue dentro del paganismo germánico de sus mayores, donde buscó y encontró sus raíces más vitales. Y aquel Dionisio, que contrapone a Apolo, nada tiene que ver con Grecia.

El cristianismo está en liquidación. Por todos lados se deteriora y se marchita. Lo que era misticismo e interioridad lo abandona, para formar la sustancia de los diversos agrupamientos ocultistas que abundan en todo el mundo. Lo que era aspiración humanitaria lo abandonó hace un par de siglos, que fue el pan del bizantinismo sociológico de los demócratas, de los socialistas y de los anarquistas. Lo que era tendencia imperialista, se impulsó para su absorción por la sociedad laica, sin embargo se desvaneció como fenómeno cristiano: pasó al campo político, y la fiebre de dominio que agita a las dementes sociedades contemporáneas no es más que un fermento cristiano, desubicado de su lugar religioso. Así, el cristianismo se descompone al pasar, como en todas las decadencias, aquellos elementos que le permiten tener una vida propia, para actuar separados del cuerpo al que pertenecían, y que lo conformaban.

La reconstrucción del paganismo es un auxilio prestado a la causa pendiente por la civilización occidental. Esa reconstrucción pagana habrá necesariamente de seguir tres caminos, porque, el cristianismo se disuelve en tres elementos, que quedan independientes de él, o que el ataque directo al cristianismo los deja vivos y sanos.

-Tenemos que atacar al misticismo y al subjetivismo abyecto del ocultismo y del protestantismo decadente.

-Tenemos que atacar el humanitarismo y la forma pervertida de lo que se autodenomina actualmente “democracia”, productos cristianos, hijos pródigos del cristianismo.

-Tenemos que oponer resistencia, aunque sea de una forma intelectual, a la estulta globalización, imagen y semejanza de la Iglesia católica, que viola aquel principio de la nacionalidad cuyo símbolo máximo es la estirpe o kindred.

Y esta triple tarea —o, mejor, esta tarea triplemente orientada— tiene que apoyarse en una base, y esa base está en la íntima estructura de la naturaleza de las cosas. Esto es, tenemos que invertir los valores fundamentales del cristianismo, para que lo sequemos en su misma fuente y origen.

Así las cosas, el cristianismo no solo se deshace, sino que las partes en que se deshace, a su vez, se deshacen unas a otras. En veinte siglos de dominio de las almas, el cristianismo no consiguió ni imponerse ni deshacerse, y todo cuanto ha hecho, ha sido hecho por serie de reacciones contra él, como en la imperfecta reacción humanista, casi neopagana, del Renacimiento, y la abyecta reacción neo humanitaria de la Revolución francesa.

Nosotros, los nuevos paganos, debemos comenzar por el principio, por el adoctrinamiento abstracto, intelectual de los principios del contracristianismo. Con el asedio y Ia decadencia de la religión cristiana, con el debilitamiento, sobre todo, de su poder en los espíritus, y de su valor en las evaluaciones de la vida social —que progresivamente se revela en la época que es costumbre fechar, por conveniencia de claridad, desde la Revolución francesa, y que hoy está vigente—, sucedió que muchos espíritus intentaron, según les era posible, reconstruir el sentimiento pagano. La mayoría se vio influenciada por consideraciones provenientes por un lado del estado social creado por el crecimiento de las industrias y el consecuente aumento del proletariado más culto, y por otro lado hijas del pasajero prestigio que el estrecho materialismo científico, de moda en el siglo XIX, creó, y de ese modo, al pretender salir del cristianismo y por no poder, por la fatalidad del espíritu humano, desligarse del molde religioso, se congregaron en torno a ideales de naturaleza religiosa, pero desnudos del cuño espiritual casi siempre, en el nivel más allá de lo terrenal, que la filosofía del siglo imponía. Así se formaron las corrientes socialista, sindicalista y anarquista en el pensamiento dinámico de nuestra época.

Pero, fuera de esa mayoría, aquellos espíritus cultos para quienes la antigüedad pagana no era algo desconocido, se acogieron a su sombra benigna, e intentaron, de una forma o de otra, reconstruir en sí el paganismo latente. Se diría que el intento no pasaría de un entretenimiento de escolásticos o de eruditos, si no fuera porque en el cristianismo, y sobre todo en el cristianismo católico, están incluidos fuertes elementos paganos. El cristianismo se nos presenta compuesto por tres elementos:

-El elemento cristiano propiamente dicho.

-El elemento pagano contenido en la presencia de aquellos santos que todos sabemos son sólo sucesores deformados de los dioses,

-Aquel elemento propiamente religioso que todas las religiones contienen.

Con la disolución reciente del sentimiento cristiano se escindió el cristianismo en sus elementos que se desprendieron de él con varios rumbos. El sentimiento cristiano propiamente dicho —la compasión, la caridad— continuó, despojado de los atributos religiosos, en las doctrinas llamadas de la Revolución francesa. Libertad, Igualdad y Fraternidad es un lema que pudo ser del cristianismo, si éste no tuviera además el elemento sobrenatural típico de lo religioso. Este mismo elemento, aliado ya al religioso, motivó las diferentes broad churches y low churches, diferentes disidencias, y sobre todo las distintas formas aproximadas de socialismo cristiano que han surgido no hace mucho. El sentimiento de lo sobrenatural, liberado del sentimentalismo cristiano, desembocó en el renacimiento del ocultismo, patente hoy por todo el orbe. Ciertas escuelas del ocultismo —como la Sociedad teosófica, que es, ostensiblemente, la más fuerte— no abandonaron, es cierto, el sentimiento cristiano, en su intención fraternal. Pero el hecho es que el renacimiento ocultista, como tal, no se apoya directamente en el humanitarismo cristiano, y sí en la pura revivificación de la noción de lo sobrenatural, sin otros atributos o elementos anexos.

La pluralidad de los dioses es, en efecto, una de las características del paganismo. Pero es necesario que se entienda cuál es el sentido que subyace a esa pluralidad, hay que ver cuál es el espíritu que la anima. Y para eso es necesario tener presentes tres cosas:

-Que encima de los dioses, en el sistema pagano, está siempre el Örlog incorpóreo, que somete a dioses y a hombres a sus decretos inexplicados.

-Que los dioses se destacan de los hombres y son superiores a ellos por una cuestión de grado, que no de orden, que ellos son hombres perfeccionados o perfectos, hombres mayores, por así decirlo, antes que hombres diferentes o ultrahombres;

-Que un arbitrio absoluto, y no una razón de orden moral —como la intervención de Cristo por los suyos, o las apariciones de la Virgen a sus méritos virtuosos— rige las relaciones de los dioses con los hombres.

Con la percepción clara de estos tres elementos típicos del plurideísmo pagano, se podrá comprender el sentido íntimo de la mitología germánica.

El primero de estos elementos se refiere a la noción, intuitivamente exacta y confesa en sus creyentes, de una ley natural —el Örlog—que rige por encima de la propia fuerza y grandeza de los dioses, y cuyo sentido se desconoce, pero que actúa siempre y sobre todo impera.

En el segundo elemento se reconoce una mentalidad que tiene necesidad de objetivar todo, y para la cual los dioses no son fantasías concretizadas, sino probabilidades aumentadas.

En el tercer elemento se recoge la justa noción de las cosas que tuvieron los pueblos que observaron que la ley moral no tiene valor fuera de la ciudad y del poblado, y que, en su conjunto, no rige al mundo. Ellos vieron bien que la religión y la moral son necesidades sociales, no son hechos que valgan en la metafísica de las acciones; que en todo gobierna el arbitrio, en el sentido de lo amoral. Esta noción instintiva, de asumir la moral y la religión antes como virtudes cívicas que como realidades metafísicas, es uno de los hechos en que más hay que reparar en una apreciación del espíritu del Paganismo.

Publicado en Neopaganismo | Etiquetado , | Deja un comentario

Descubierto un Mjölnir con inscripción

 

 

Es una de las armas mitológicas más conocidas de las que hemos oído hablar, el martillo de Thor, el arma protectora de Asgard, que ayudó a impedir la destrucción de la ciudad celestial de Asgard por los gigantes.

article-2676386-1f4e01d600000578-45_634x286

El descubrimiento se hizo en Dinamarca, en la isla de Lolland, donde los arqueólogos han desenterrado con éxito un siglo 10 “Thorshammer”, poniendo fin a un largo debate entre arqueólogos e historiadores sobre cómo la leyenda del martillo de Thor influyó en la mitología vikinga y sus joyas. “Esto es un martillo”, dice la inscripción tallada en un amuleto metálico de 2,5 cm que lo convierte en el único con una inscripción real.

La etiqueta de identificación, escrita en alfabeto rúnico -utilizado por los vikingos- hace de este descubrimiento una pieza única entre miles de obras similares que se han encontrado en Escandinavia, las Islas Británicas, Rusia y los países bálticos, según los arqueólogos, con que se cree que representa el arma del dios del trueno, Thor llamado Mjölnir.

El descubrimiento de esta pieza única fue realizado por Torben Christjansen, un arqueólogo aficionado, utilizando un detector de metales. En Dinamarca, el uso de detectores de metales para la búsqueda de antigüedades es legal, aunque cada artefacto encontrado debe ser entregado al Museo Nacional, que determina su origen, la autenticidad y, finalmente, premia al descubridor. “Existe una estrecha colaboración entre los museos y los arqueólogos aficionados. Nos beneficiamos de su trabajo “, dice Henrik Schilling, funcionario de relaciones públicas del museo, donde se analiza la pieza descubierta, y luego se convierte en parte de la colección del museo.

1404212145451_wps_1_amulet_with_runic_inscrip

La investigadora Lisbeth Imer del Museo Nacional de Dinamarca se encargó de traducir la inscripción “Hmar x is”. En una declaración de la institución, la especialista describe el descubrimiento como único y dice que no tiene dudas sobre las palabras que se supone que decir “Martillo”, pero apunta hacia el hecho de que la inscripción estaba mal escrita. El autor de la inscripción perdió la primera vocal de la palabra martillo “, dijo, argumentando que esta omisión podría ser por razones de espacio. Sin embargo, todo el mundo está agradecido al autor misterioso de la inscripción, ya que hizo posible aclarar finalmente las dudas que los investigadores tenían en el pasado sobre el martillo de Thor.

Todo el mundo en el Museo Nacional de Dinamarca está muy feliz con el descubrimiento; Los eruditos sostienen que estos amuletos en forma de martillo no eran sólo piezas ornamentales como muchos creían que eran, pero este descubrimiento en realidad apunta hacia la evidencia como la representación del martillo mítico de Thor.

En la mitología nórdica, Mjölnir (pronunciado ‘miol-neer’) se describe como siendo una de las armas más de gran alcance hechas siempre, capaz de los grandes hechos, destruyendo y construyendo. Su único propietario es Thor, el mítico Dios del Trueno y protector de Asgard.

1404212155405_wps_2_amulet_with_runic_inscrip

Según un informe,este objeto histórico se fundió en bronce pero tiene rastros de plata y del chapado de oro.

Desde que los investigadores han estado haciendo excavaciones en las naciones vikingas, miles de objetos han sido desenterrados, pero ninguno de ellos ha tenido la importancia de este descubrimiento.

Publicado en Odinismo | Etiquetado | Deja un comentario

El Coraje Odinista

Si tuviésemos que distinguir a un odinista de otros, no lo haríamos por “lo que cree”, por su “Fe” u opiniones, por lo que pone en el Facebook o lo que escribe en Tweeter. No. Un odinista se antepone al resto de los humanos por su capacidad en levantarse cuando cae al suelo, por su resiliencia, por resistir los empates del destino y ser una roca que resiste el empuje de las olas del mar embravecido, que es la vida.

Y tenemos un problema en nuestra sociedad, no ya de las generaciones intermedias sino de los niños y jóvenes que se les educa desde la debilidad, en lo que ahora se llama “la generación blandita”. Padres que llevan la mochila al niño hasta la puerta del colegio + padres que piden que no se premie a los mejores de la clase porque los demás pueden traumatizarse + padres que le hacen los deberes a los niños que previamente han consultado en los grupos de WhatsApp = niños blanditos, hiperprotegidos y poco resolutivos.

¿Cómo puede llegar a educarse el carácter? No desde la teoría, desde luego. La educación en valores es algo abstracto, algo que se trata sobre todo desde la ética, donde se elucubra lo que está bien y lo que está mal. Las virtudes son esos mismos valores, pero ya integrados en la persona, esas herramientas que proporcionan al ser humano las fuerzas necesarias para conducirse en la vida de una forma llena y pletórica.

En España, se habla de «educación en valores», pero no es lo mismo. El carácter se entiende como echarle valor, coraje, actuar en consecuencia cuando se sabe lo que está bien o está mal, no limitarse a indignarse. Ahora mismo nuestra sociedad promueve la náusea en lugar del apetito de nuestros niños. En su opinión, los niños de ahora saben cuándo se tienen que sentir mal ante determinadas conductas, pero educar el carácter es animarles a dar un paso, a ser ejemplo, a que sus valores pasen a la acción. Si están acosando a un niño, no callarse y protegerle. Decir no a la presión del grupo. Los rasgos del carácter son esas cualidades que nos engrandecen como personas:

A continuación detallaremos estas Nueve Nobles Virtudes: Coraje, Verdad, Honor, Fidelidad, Laboriosidad, Hospitalidad, Disciplina, Confianza y Perseverancia.

1 -Coraje: El valor es requerido en todas las personas, un coraje que sirve para afrontar todas las dificultades de la vida, las batallas, los tiempos difíciles y sus creencias. El coraje es necesario para el día a día, para cumplir las misiones que a uno se nos presentaran y hacer frente a las adversidades de todo tipo sin desfallecer.

2 -Verdad: Jamás podemos faltar a la verdad, tanto en lo religioso como en lo mundano. Uno no podía renegar de sus creencias, ni obligar a otros a seguirlas. No está permitido mentir, aún cuando pudiera ir la vida en ello.

3 -Honor: Repercute en el renombre y reputación, manifestaciones externas de algo más complejo. La persona honorable es aquella que actúa de acuerdo a los principios morales y religiosos, que defendía la verdad y cumplía sus promesas. El honor realmente es un estado espiritual en el que la persona se acerca a la divinidad y segue rectamente los principios.

4 -Fidelidad: La fidelidad no se refiere únicamente a la fidelidad material que nos une a un líder o a un cónyuge; sino que la verdadera fidelidad la debemos a los dioses. Es con ellos, que debemos ser fieles. Agradecerles los bienes que nos otorgan, y no olvidarles. Del mismo modo uno debe respetar a sus antepasados y ser fiel a sus progenitores y ancestros. Uno debe de vivir acorde con los dioses.

5 –Laboriosidad: Se decía antiguamente que los dioses no favorecían a los ociosos. Cada uno tiene su papel en esta vida, y debe tratar de cumplirlo. No solamente debe uno trabajar y ganarse la vida honradamente sino que además debe estudiar y atender a los dioses. Si abandonamos nuestras responsabilidades también los dioses nos abandonan a nosotros.

6 –Hospitalidad: La hospitalidad nos conmina a tratar a los demás con respeto y dignidad. No hace referencia solamente al hecho de atender y alojar en nuestra casa al viajero y al necesitado, sino que también nos dice que debemos ser hospitalarios con aquellos que lo necesiten. Es decir, debemos ayudar aquél que lo necesite o al que nos lo pida sin esperar nada a cambio.

7 –Disciplina: Es con nosotros mismos con quien debemos ser disciplinados, no con los demás. Esto quiere decir que debemos cuidarnos de hacer lo correcto, de no desviarnos del camino verdadero. La autodisciplina es la que nos va a permitir avanzar y no caer en la ociosidad. Sin disciplina seremos seres desequilibrados; por ello uno debe tener la disciplina necesaria para no olvidar cuales son sus obligaciones a todos los niveles y mantenerse así equilibrado.

8 –Confianza: Uno debe tener confianza en sí mismo, en sus posibilidades y en los dioses. La confianza es aquello que nos permite no tener dudas sobre nosotros mismos, pues si la duda tiene lugar es cuando empezamos a perder fuerza y llegan las inseguridades. Solamente aquel que confía en si mismo es capaz de avanzar con libertad.

9 –Perseverancia: Para los odinistas, las cosas no vienen de modo sencillo, ni regaladas gratuitamente por la divinidad. Por ello es importante perseverar día a día para mejorarnos y conseguir alcanzar nuestras metas. Vamos a caernos muchas veces, pero debemos ser fuertes y volvernos a levantar, no rendirnos. Solo así conseguiremos alcanzar nuestros objetivos.

Este conjunto de valores que conforman el tradicional carácter indoeuropeo, es lo que garantiza la verdadera educación de un niño, la garantía para los padres que cuando ellos no estén sus hijos podrán desenvolverse perfectamente en un medio, que es naturalmente agresivo y donde solo los mas fuertes tienen derecho a sobrevivir.

Rudyard Kipling, escribió un precioso poema, Si:

Si puedes conservar la cabeza cuando a tu alrededor todos la pierden y te echan la culpa; si puedes confiar en tí mismo cuando los demás dudan de tí, pero al mismo tiempo tienes en cuenta su duda; si puedes esperar y no cansarte de la espera, o siendo engañado por los que te rodean, no pagar con mentiras, o siendo odiado no dar cabida al odio, y no obstante no parecer demasiado bueno, ni hablar con demasiada sabiduria…

Si puedes soñar y no dejar que los sueños te dominen; si puedes pensar y no hacer de los pensamientos tu objetivo; si puedes encontrarte con el triunfo y el fracaso (desastre) y tratar a estos dos impostores de la misma manera;

Si puedes soportar el escuchar la verdad que has dicho: tergiversada por bribones para hacer una trampa para los necios, o contemplar destrozadas las cosas a las que habías dedicado tu vida y agacharte y reconstruirlas con las herramientas desgastadas…

Si puedes hacer un hato con todos tus triunfos y arriesgarlo todo de una vez a una sola carta, y perder, y comenzar de nuevo por el principio y no dejar de escapar nunca una palabra sobre tu pérdida; y si puedes obligar a tu corazón, a tus nervios y a tus músculos a servirte en tu camino mucho después de que hayan perdido su fuerza, excepto La Voluntad que les dice “!Continuad!”.

Si puedes hablar con la multitud y perseverar en la virtud o caminar entre Reyes y no cambiar tu manera de ser; si ni los enemigos ni los buenos amigos pueden dañarte, si todos los hombres cuentan contigo pero ninguno demasiado; si puedes emplear el inexorable minuto recorriendo una distancia que valga los sesenta segundos tuya es la Tierra y todo lo que hay en ella, y lo que es más, serás un hombre, hijo mío.

Para nosotros, Odín es nuestro ejemplo, el Sol que alumbra nuestras vidas, donde nos reflejamos para ser un poco mas como él, ir creciendo en fortaleza y sabiduría, en definitiva , ser cada día un poco mas dioses.

Publicado en Odinismo | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Catálogo de sagas traducidas al castellano

saga_de_egil

Cinco cuentos islandeses, Trad. J. A. Fernández Romero, Revista El Extramundi y Papeles de Iria Flavia, nº XI, Otoño, 1997.

Gunnlaugsdóttir, Á. Tristán en el norte, Stofnun Árna Magnússonar, Reykjavík, 1978.[incluye traducción de Saga af Tristram ok Ísönd]

Saga de Bósi, trad. M. González Campo, Tilde, Valencia, 2003.

Saga de Bósi, trad. M. González Campo, Miraguano Ediciones, Madrid, 2014.

Saga de Eirík el Rojo, trad. E. Bernárdez, Nórdica Libros, Madrid, 2011.

Saga de Fridthjóf el Valiente y otras sagas islandesas, trad. S. Ibáñez Lluch, Miraguano Ediciones, Madrid, 2009.

Saga de Gísli Súrsson, trad. J. A. Fernández Romero, Tilde, Valencia, 2001.

Sagas heroicas de Islandia, trad. Ibáñez Lluch, Miraguano Ediciones, Madrid, 2016.

Saga de Hrafnkel Godi de Frey, trad. L. Lerate, Revista de Letras Tomo III nº 9,

Universidad de Puerto Rico, Mayagüez, 1971.

Saga de Hrólf el Caminante. Relato de Sörli. Fragmento de la historia de los Reyes

Antiguos, trad. S. Ibáñez Lluch, Miraguano Ediciones, Madrid, 2015.

Saga de Kormak, trad. A. Dimas, Teorema, Barcelona, 1985.

Saga de Laxdaela, trad. M. J. Sesma Nuez, Madrilenian – Nora Gestión Creativo. Literaria, Madrid, 2015.

Saga de los groenlandeses. Saga de Eirik el Rojo, trad. A. y P. Casariego Córdoba, Ediciones Siruela, Madrid, 1983.

Saga de los habitantes de Eyr, trad. M. P. Fernández y T. Manrique, Tilde, Valencia, 2000.

Saga de las Islas Orcadas, trad. J. Díaz Vera, Minotauro, Barcelona, 1999.

Saga de los Volsungos, trad. J. Díaz Vera, Gredos, Madrid, 1998.

Saga de Nial, trad. E. Bernárdez, Alfaguara, Madrid, 1986.

Saga de Nial, trad. E. Bernárdez, Ediciones Siruela, Madrid, 2003.

Saga de Ragnar Calzas Peludas, trad. S. Ibáñez Lluch, Tilde, Valencia, 1998.

Saga de Sturlaug el Laborioso. Saga de Ragnar Calzas Peludas. Relato de los Hijos de Ragnar, trad. S. Ibáñez Lluch, Miraguano Ediciones, Madrid, 2014.

Saga de Teodorico de Verona, trad. M. González Campo, La Esfera de los Libros, Madrid, 2010.

Saga del Valle de los Salmones, trad. R. García Pérez, Miraguano Ediciones, Madrid, 2016.

Saga de Yngvar el Viajero y otras sagas legendarias de Islandia, trad. S. Ibáñez Lluch, Miraguano Ediciones, Madrid, 2011.

Sagas artúricas, trad. M. González Campo, Alianza Editorial, Madrid, 2011.

Sagas cortas islandesas, trad. L. Lerate de Castro, Alianza Editorial, Madrid, 2015.

Sagas islandesas. Saga de Odd Flechas. Saga de Hrólf Kraki, trad. S. Ibáñez Lluch, Gredos, Madrid, 2003.

Sagas islandesas, trad. E. Bernárdez, Colección Austral, Espasa-Calpe, Barcelona, 1984.

Sagas islandesas de los tiempos antiguos. Saga de Egil el Manco y Ásmund Matador de Berserkir. Saga de Gautrek. Saga de Ásmund Matador de Guerreros. Saga de Án el Arquero, trad. S. Ibáñez Lluch, Miraguano Ediciones, Madrid, 2007.

Sagas islandesas I: Bandamanna saga (Saga de los confederados). Víga-Glúms saga (Saga de Glum el Asesino), trad. M. A. Morales Soto, Madrilenian – Nora Gestión Creativo Literaria, Madrid, 2013.

Sagas islandesas II: Gunnlaugs saga ormstungu (La Saga de Gunnlaug Lengua de Serpiente) Komáks saga (La saga de Kormak), trad. E. Conde Álvarez, Madrilenian -Nora Gestión Creativo Literaria, Madrid, 2013.

Sturluson, S. Saga de Egil Skallagrimsson, trad. E. Bernárdez, Miraguano Ediciones, Madrid, 1988.

Sturluson, S. Saga de los ynglingos, trad. Ibáñez Lluch, 2ª ed. corregida y aumentada, Tilde, Valencia, 2002.

Sturluson, S. Saga de los Ynglingos, trad. Ibáñez Lluch, Miraguano Ediciones, Madrid, 2012.

Publicado en Odinismo | Etiquetado | Deja un comentario

Tarot y Nuevo Orden

The Economist

The Economist

Se ha dado a conocer la portada para el 2017 de la elitista revista inglesa The Economist, en esta oportunidad dedicada a Donald Trump. The Economist está directamente relacionado con la élite mundial. Es propiedad en parte de la familia bancaria Rothschild de Inglaterra y su redactor jefe, John Micklethwait, asistió varias veces a la Conferencia de Bilderberg – la reunión secreta donde las figuras más poderosas del mundo de la política, las finanzas y los medios de comunicación discuten políticas globales. El resultado de esas reuniones es totalmente secreto.

No deja de llamar la atención que The Economist utilice el Tarot para realizar su pronóstico acerca del año 2017. Lo primero que se puede decir acerca de esta portada es que es oculta. Estamos acostumbrados a que el Tarot sea utilizado por comediantes y farsantes que su único objetivo no es sino estafar a la gente, pero éste tiene un conocimiento oculto. Se dice que el Tarot contiene en su simbolismo la totalidad de los misterios ocultos transmitidos por las sociedades secretas. Además, teniendo en cuenta que las cartas de los Arcanos Mayores también se conoce como “triunfos”, fue una gran manera de enfatizar que el próximo año estará muy influenciado por la elección de Trump.

El tarot es una compilación extremadamente densa de conceptos ocultos y simbolismo, abarcando la masonería, la numerología, la cábala y la alquimia. Usar las cartas del tarot para predecir el futuro, en una publicación que es propiedad de la élite oculta, es bastante apropiado. A través de los siglos, se crearon varias versiones del tarot. Sin embargo, la mayoría de ellos contienen el mismo simbolismo que alude a conceptos esotéricos específicos. Los ocultistas coinciden en que el tarot proviene del Antiguo Egipto.

La cubierta de The Economist se ha basado en el tarot de Rider-Waite. A.E. Waite fue un iniciado y perteneció a diversas sociedades secretas.

“Waite se unió al Orden Exterior de la Orden Hermética de Golden Dawn en enero de 1891 después de ser presentado por E. W. Berridge. En 1893 se retiró de la Golden Dawn. En 1896 se reincorporó al Orden Exterior del Amanecer Dorado. En 1899 entró en la segunda orden de la Golden Dawn. Se convirtió en un masón en 1901 y entró en la Societas Rosicruciana en Anglia en 1902. En 1903 Waite fundó la Orden Independiente y Rectificada R. R. y A. C. Esta Orden fue disuelta en 1914. La Golden Dawn se escindió internamente hasta la partida de Waite en 1914; En julio de 1915 formó la Comunidad de la Cruz Rosada, que no debe confundirse con la Societas Rosicruciana”.

Por lo tanto, usando la cubierta de Rider-Waite para predecir lo que acontecerá en 2017, The Economist revela la verdadera fuerza que hace que estas predicciones ocurran: La élite oculta.

La Torre

image002

“Esta carta sigue inmediatamente a la del Diablo en todos los Tarots que la contienen, y está asociada con un cambio repentino, perturbador y potencialmente destructivo”.

– Bill Butler, Diccionario del Tarot

La primera carta en la portada de The Economist para 2017, es la carta de la torre (La Torre), el arcano muestra una torre destruida por un rayo desde arriba, una referencia a la Torre de Babel destruida por Dios. Esta carta suele asociarse con peligro, crisis, destrucción y liberación.

El rayo derriba el orden existente de ídolos falsos, para crear uno nuevo.

  • El próximo 2017 conmemorará el 500 aniversario de la Reforma en la Iglesia Católica, comenzando con las 95 Tesis de Martin Luther. El próximo año es también el centenario de la Gran Revolución Socialista de Octubre en Rusia. La trama de la carta representa la destrucción por Dios de la Torre de Babel representada por la imagen de “Europa – muchos idiomas, una sola voz”.
  • El pronóstico puede interpretarse como el colapso de los valores de la Fortaleza Europa, en su sentido mas tradicional, junto con el de las dos Fuerzas históricas estacionadas a la derecha ya la izquierda – el conservador derecho y el socialismo progresista de izquierda. El rayo no es otro que el poder de la alta finanza mundial que atenta contra las singularidades nacionales, que son la Torre.

Al nuevo orden mundial económico le molesta dos entidades, la iglesia y el comunismo. Representan a la tradición conservadora europea y norteamericana y a Rusia, respectivamente, que son básicamente los apoyos que tiene Trump.

Juicio

image003

El segundo arcano elegido para la cubierta es el Juicio, conectado con la Revelación bíblica de San Juan. La importancia del arcano en el simbolismo del tarot tradicional es la reflexión y la reevaluación.

El collage del economista muestra a Donald Trump sentado en un trono hecho de una bandera americana junto con los símbolos de la autoridad monárquica autocrática – un cetro y un orbe (nación). The Economist pronostica que Estados Unidos entrará en un período de aislacionismo bajo la presidencia de Trump, abandonando la idea de imponer un mundo corporativo dominado por Estados Unidos y concentrándose en problemas internos.

Ahora bien en el Tarot de Rider-Waite, esta carta representa al ángel Gabriel en el día del juicio según lo descrito por el libro de la revelación. El Libro de la Revelación menciona varias veces el término ‘reyes de la Tierra’. A veces se dice que adoran a Cristo y en otros pasajes, se dice que adoran a la Bestia.

“Y vi la bestia, los reyes de la tierra y sus ejércitos, reunidos para hacer guerra contra el que estaba sentado en el caballo y contra su ejército”.

– Apocalipsis 19:19

Cuando son retratados en un contexto negativo, estos ‘reyes de la tierra’ sufren el juicio simbolizado en los siete sellos, trompetas y cuencos, concluyendo finalmente con su derrota por el jinete del caballo blanco en el capítulo 19. Dato extraño: Hay un caballo blanco en la cubierta.

¿Es un aviso de la alta finanza que gobierna el mundo para que no se entrometa en sus planes? ¿Acabarán con Trump, en caso que no se pliegue a sus demandas?

El Mundo

image004

La tercera carta de triunfo en la selección es El Mundo. El simbolismo de la carta de tarot incluye cuatro elementos naturales interpretados como las cuatro constelaciones zodiacales (Leo, Tauro, Acuario y Escorpio) y hace referencia a la Revelación. “El Mundo” prefigura un final del ciclo de vida y una ruptura antes del comienzo del siguiente ciclo.

Una vez más, el mundo de The Economist no se parece en nada a su homóloga de Rider-Waite. En el tarot, la carta del mundo representa un final a un ciclo de la vida, una pausa en la vida antes del siguiente ciclo grande que comienza con el tonto. También está asociado con el concepto de “unificación”.

En la imagen de portada del Economista se presentan tres influyentes centros políticos y financieros mundiales, provisoriamente llamados Washington, el Vaticano y Londres (La Casa Blanca, la Basílica de San Pedro y la pirámide masónica). El mensaje de la revista es que en lugar del actual orden internacional construido únicamente por los estados Unidos, se debe imponer un Nuevo Orden Mundial basado en tres poderes:

  • El poder militar de Estados Unidos
  • El cristianismo universalista, representado por Roma
  • El poder financiero representado por la masonería, con base en Londres.

Donde los principales centros globales establecerán una nueva estructura para un gobierno mundial único.

Se trata de extender el universalismo en los tres aspectos, político, religioso y financiero.

En la versión de The Economist, vemos imágenes que representan las artes, la literatura y el teatro flotando sobre tres monumentos. Estos tres monumentos representan perfectamente la influencia histórica de la “élite oculta” en la sociedad. Afirmando ser los guardianes de los Misterios originarios del Antiguo Egipto, transmitidos a través de sociedades secretas como los Caballeros Templarios, los Francmasones, los Rosacruces y los Illuminati bávaros, la élite ha sido la fuerza secreta detrás de profundos cambios culturales y políticos.

“El descenso directo del programa esencial de las Escuelas Esotéricas fue confiado a grupos ya bien acondicionados para el trabajo. Los gremios, los sindicatos y otras Sociedades protectoras y benevolentes similares habían sido internamente fortalecidos por la introducción de un nuevo aprendizaje. El avance del plan requirió la ampliación de los límites de la exagerada filosofía. Se necesitaba una Fraternidad Mundial, sostenida por un amplio programa de educación según el “método”. Tal Fraternidad no podía incluir de inmediato a todos los hombres, pero podía unir las actividades de ciertos tipos de hombres, sin importar sus creencias raciales o religiosas o las naciones en las que vivían. Estos eran los hombres de “actitud”, esos hijos del mañana, cuyo símbolo era un sol ardiente que se alzaba sobre las montañas del este.

– Manly P. Hall, Las Llaves de la Francmasonería

En la carta del The Economist, las líneas conectan estos tres edificios de poder con símbolos que representan los medios que se emplearán para alienar a las masas. En otras palabras, la élite oculta mundial produce una cultura popular única y cohesiva que se encuentra en todo el mundo.

El Ermitaño

image005

Para la cuarta carta, los editores de la revista eligieron El Ermitaño. El viejo sabio es retratado encima de una montaña, sosteniendo en su mano derecha una lámpara con la estrella de Solomon – un símbolo de la sabiduría. El significado de la carta de tarot es la introspección, encontrando respuestas sobre por qué los eventos en la vida son como son.

El mensaje codificado para el año 2017 es la conciencia de las élites en Estados Unidos y la Unión Europea de que América del Norte y Europa no son un singular espacio espiritual, cultural, económico y político, con todas las consecuencias.

Representa a hordas de personas marchando mientras sostiene banderas que rechazan el TTIP (Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión), la TPP (Asociación Transpacífica) y la Unión Europea (Unión Europea). Otras banderas simplemente dicen ‘STOP’ y ‘NO’, que reflejan el general de la globalización y la agenda que lo rodea. Los ermitaños viven en aislamiento de la sociedad y estas personas quieren vivir en aislamiento del orden mundial.

En la parte inferior derecha de la tarjeta hay un globo agrietado, otro símbolo ominoso que se refiere a la profunda división y destrucción. Es un aviso que si no hay globalización, el mundo se romperá en mil pedazos.

Silenciosamente supervisando la escena está el mismo ermitaño que se encuentra en la cubierta de Rider-Waite con un bastón y una linterna. ¿Qué representa? Aquí está el significado esotérico del Ermitaño.

“El ermitaño personifica así las organizaciones secretas que durante siglos han ocultado cuidadosamente la luz de la Sabiduría Antigua a los profanos. El personal del ermitaño es el conocimiento, que es el principal y único apoyo duradero del hombre. En el tarot pseudo-egipcio, el ermitaño protege la lámpara detrás de una capa rectangular para enfatizar la verdad filosófica de que la sabiduría, si está expuesta a la furia de la ignorancia, sería destruida como la diminuta llama de una lámpara desprotegida en la tormenta. Los cuerpos del hombre forman una capa a través de la cual su divina naturaleza es débilmente visible como la llama de la linterna parcialmente cubierta. A través de la renuncia – la vida Hermética – el hombre alcanza profundidad de carácter y tranquilidad de espíritu”.
– Manly P. Hall, Las Enseñanzas Secretas de Todas las Edades

Por lo tanto, el ermitaño representa a la élite oculta, las “organizaciones secretas” que han gobernado el mundo durante siglos y han ocultado el conocimiento oculto a los profanos (es decir, a las masas). El ermitaño está observando silenciosamente a las masas como intentan oponerse a la globalización, intentando defender sus derechos individuales.

Muerte

image006

La quinta carta de la serie es la Muerte, lo que significa el abandono de todo secundario y concentrarse en lo que se necesita y realmente vital.

Esta tarjeta no puede ser más ominosa. Al igual que la versión de Rider-Waite, la tarjeta presenta un esqueleto sentado sobre un caballo blanco. En la versión de The Economist, un hongo nuclear está en el fondo que probablemente alude a tensiones entre las potencias nucleares en todo el mundo (un hongo también estaba en la portada de 2015). Otras calamidades se encuentran en la tarjeta, como los mosquitos (¿una referencia a los virus tipo zika?) Y un pez muerto en un río seco (la creciente crisis del agua en todo el mundo).

Extraño detalle: La tarjeta presenta el mismo “sol ardiente” en el fondo que se encuentra en la tarjeta del Mundo (con colores invertidos).

“El campo en el que la muerte cosecha es el universo, y la carta revela que todas las cosas que crecen fuera de la tierra serán cortadas y volverán a la tierra otra vez”.

– Manly P. Hall, Las Enseñanzas Secretas de Todas las Edades 

Esta carta es una advertencia y una amenaza; el mundo no puede seguir así, no hay recursos para 7000 millones de personas.

El Mago

image007

La sexta carta seleccionada por los editores es The Magician. En la noción tradicional de cartas de tarot, el Mago se asocia con el planeta Mercurio como un puente entre el mundo espiritual y el mundo del hombre. Su significado es poder creativo, la capacidad de tomar el poder del universo para satisfacer deseos.

Esta tarjeta es muy similar a su contraparte Rider-Waite. En ambos casos, el mago tiene una mano hacia los cielos y otra hacia la tierra – una referencia al axioma hermético “como es arriba, así abajo”. En la versión de The Economist, el mago está usando un casco VR (realidad virtual) mientras trabaja en una impresora 3D.

“Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia.”

Tercera ley de Arthur C. Clark

El símbolo del infinito que se encuentra por encima del mago puede referirse a las posibilidades ilimitadas de ambas tecnologías: Uno puede crear infinitos mundos virtuales mientras que el otro puede ampliar enormemente los límites de los recursos materiales.

Este arcano marca la dirección en que seguirá moviéndose el mundo: El desarrollo de la tecnología, que provocará más paro y miseria entre la población, así como su control por parte de las élites

Un detalle inquietante, es que por la cinta transportadora, salen edificios construidos artificialmente, sin intervención de la mano humana. Los hombres ya no somos necesarios para el gobierno mundial.

La Rueda De La Fortuna

image008

La revista hace la previsión política más concreta con este arcano de la Rueda de la Fortuna. La rueda de la fortuna ofrece una rueda de ocho radios – el ciclo de la necesidad – un símbolo esotérico que refiere a la naturaleza cíclica de la vida. El dibujo presenta la idea de que lo que hemos concedido hoy, puede ser cambiado completamente mañana.

La ilustración de las revistas presenta a la canciller alemana Ángela Merkel, al frente nacional francés Le Pen y al líder del partido de la libertad holandesa Geert Wilders, aferrado a la rueda de la fortuna. En el primer plano de la imagen hay dos cajas con papeletas. La revista prevé la posibilidad de que se produzcan torceduras, una sonriente Marine Le Pen se dirige hacia la parte superior de la rueda, mientras que Merkel está al revés y hacia abajo. Para empeorar las cosas, Merkel está al lado de la nube oscura, mientras que Le Pen está bajo un cielo claro y bonito. ¿Está Merkel encaminada hacia una amarga derrota? ¿Su controvertida “política de puertas abiertas”, que permitió la entrada de más de un millón de refugiados en Alemania en los últimos años, puede hacerla perder?

Esta tarjeta se refiere a las próximas elecciones en tres naciones europeas: Francia, Alemania y los Países Bajos. Marine Le Pen, Ángela Merkel y Mark Rutte están atados a una rueda giratoria junto a las papeletas electorales.

Por el contrario, ¿se beneficiará Le Pen del impulso nacionalista iniciado por Brexit y la elección de Trump? ¿Se convertirá Francia en otro poderoso país gobernado por la extrema derecha y el nacionalismo? Mientras que el partido político de Le Pen, Le Front National solía ser evitado y descrito como racista, podría ganar legitimidad política en 2017.

Mientras que aquellos que rechazan el globalismo podrían percibir este cambio en el escenario político como una victoria, el simbolismo de esta carta parece decir: “Todo es parte del plan”. De hecho, los partidos políticos, sean “de extrema derecha” o “de extrema izquierda” forman parte de la misma rueda que siempre gira, el “ciclo de la necesidad” que pone en el poder a quien sea necesario en ese momento específico. En otras palabras, el impulso del nacionalismo podría ser planeado por la élite para lograr metas específicas.

La Estrella

image009

En el tarot, La Estrella representa la alegría, el optimismo; es renovación, un retorno de fe y esperanza y el sentimiento conectado con lo divino. En la versión The Economist, las caras de 14 jóvenes, 9 chicas y cinco chicos, aparecen dentro de estrellas amarillas. Algunos de ellos parecen estar en su adolescencia.

¿Quiénes son estos jóvenes específicos? ¿Serán estrellas en ascenso en 2017? ¿Por qué hay una estrella fugaz en el centro? Tarjeta extraña. Si son personajes reales actuales no lo sabemos porque son fotos antiguas, quizá de personas vinculadas a las élites hoy en día.

Esta carta en realidad debería ser denominada como “Estrella fugaz” pues en el centro no está el sol como en el Tarot original. Su posición extrañamente colocada al final indica que la solución al caos actual no es la instauración de algo definitivo sino fugaz, de la misma manera que los trabajos en la actualidad ya no son “para toda la vida” sino “fugaz”, nuestra sociedad se moverá en la provisionalidad

 Conclusiónes

El tarot es conocido por todos, pero oculto, a simple vista, el conocimiento que durante siglos ha estado oculto del «profano». La cubierta del tarot alcanza el mismo objetivo: Se publica para todo el mundo pero su significado verdadero será entendido solamente por pocos.

La cubierta fue inspirada pesadamente por la cubierta del tarot creada por A.E Waite, ocultista prominente y fundador de sociedades secretas. Al referirse a este mazo específico y utilizando su simbolismo muy hermético, The Economist apunta hacia la verdadera filosofía de quienes gobiernan el mundo.

Al igual que el Tarot, El Mundo en 2017 predice varias tendencias por llegar o que ya siguen su curso, mientras ocultan, en el simbolismo, los mecanismos verdaderos del trabajo. De hecho, varias de estas cartas implican la existencia de una “mano oculta”, una fuerza exterior que no sólo observa lo que está sucediendo, sino que está guiando silenciosamente al mundo hacia donde necesita ir.

Publicado en Actualidad | Etiquetado , | Deja un comentario

Yule no es “Paz y Amor”

La Noche de las Madres—Dísablót— y la fiesta de Jule

Uno de los problemas con que los odinistas nos encontramos ante Yule es su asimilación con la Navidad cristiana. Aunque la fiesta sea totalmente pagana, el cristianismo al usurparla la dotó de su peculiar concepción judeocristiana. Fundamentalmente por dos motivos:

-Primero:  para extirpar en la medida de lo posible su contenido pagano
-Segundo: para dotarla de un contenido propio y así que tuviera un sentido dentro de su cosmovisión general como festividad cristiana.

Como consecuencia de ello, y sobre todo después del concilio vaticano I y II, la navidad se publicita como una festividad que resume todo en contenido de la cristiandad: fraternidad universal y sobre todo mucha paz y amor, haciendo de estos días el sumun de la hipocresía cristiana, donde la masa popular trata de ser “buena y solidaria” estos días, se realizan maratones televisivos para ayuda de necesitados, campañas de beneficencia, etc, etc…Es decir la limosna y la caridad proyectadas a su máximo exponente.

Para el Odinismo esto es inadmisible, porque somos conscientes que debe prevalecer la justicia, y no la caridad, debemos seguir las Nueve Noble Virtudes todo el año, no solamente unos días. Por lo tanto hemos de tener precaución de caer en la sensiblería ñoña de considerar estas fiestas como unos días especiales donde la paz y el amor reinan en el mundo: sabemos que el mundo es injusto por naturaleza, que la desigualdad es algo natural y que la paz se consigue desde la guerra y el combate diario, y el amor no se mendiga sino que se otorga con dedicación y generosidad. Centrémonos en lo que significaba Yule para nuestros antepasados; aunque todos lo sepamos nunca está demás recordarlo, Yule es para los hombres y mujeres orgullosos de ser lo que son, un momento de recordar a nuestras madres ancestrales, a meditar sobre el tiempo cíclico al que estamos sometidos y a cargar baterías para cuando regrese de nuevo el Sol y la vida vuelva a explotar en primavera.

Las tradiciones célticas se confunden con las tradiciones paganas germánicas, donde el año comenzaba el 25 de diciembre con una fiesta que se llamaba la Noche de las Madres. Sin duda, esta fiesta estaba relacionada con diversos aspectos de la gran diosa Madre, en épocas anteriores al patriarcado que se evidencia en el mito de Odín.

La noche de las Madres coincidía con una vieja celebración llamada Yule del viejo inglés Jul o Jol que significa “rueda”, aparentemente por una relación con la esfera solar. Esta fiesta ha sido celebrada desde la antigüedad marcando el solsticio de invierno con numerosas manifestaciones concernientes a la abundancia. En las primeras civilizaciones humanas la importancia de Yule era obvia. Como las noches se ponían más oscuras y largas, y los días más fríos y cortos, era importante que el Sol se sintiera atraído nuevamente por la Tierra. La festividad era importante porque los mantenía en sintonía con el ciclo de las estaciones, y lo festejaban como el inicio de un Año nuevo, reuniéndose con sus amigos y familiares para honrar a los Dioses y las Diosas con alegría y agradecimiento.

La rueda gira, se marca la pausa del período que muere para dar lugar a un nuevo ciclo, y el dios solar Balder renace de la Diosa Frigg. El dios representaba el Sol que vuelve después de la época más oscura del año y renace en la noche más larga para traer otra vez la fertilidad y el calor a la tierra. La festividad de luces de colores en las casas y de los árboles de Navidad es una versión moderna de la costumbre pagana de encender velas y fuegos como actos mágicos para atraer y reavivar de nuevo al Sol menguante. Hoy en día aún sigue siendo una costumbre en Irlanda y Noruega para tener luces encendidas por toda la casa en la noche de Navidad, no sólo para atraer de nuevo el sol, sino también para honrar a la Diosa virgen que le da nacimiento. Yule es el más celebrado de todas las festividades paganas del año porque sus costumbres y tradiciones han profundamente invadido las culturas populares, las corrientes religiosas y la cultura casi todos los pueblos del mundo que, de alguna manera, han festejado el regreso del Sol desde su punto más débil. El antropólogo inglés Wallis Budge afirmaba que Navidad fue celebrada por primera vez como una fiesta religiosa hace 12.000 años.

Yule y la Navidad cristiana

Anterior al Cristianismo y extranjera a las religiones monoteístas la festividad de Yule es la fiesta mayor de la tradición nórdica. Cuando el solsticio de invierno terminaba y el sol del nuevo día asomaba marcaba el comienzo de un año nuevo y era el tiempo pensar en las nuevas posibilidades para conseguir las cosas que en el año viejo no se habían alcanzado. De Yule nacen nuestras modernas costumbres de navidad, año nuevo y la epifanía de los reyes. Con el advenimiento del cristianismo esta festividad, imposible de erradicar porque estar profundamente anclada en las costumbres populares, fue transformada y adecuada a la nueva creencia. La mayoría de los símbolos asociados a la fiesta moderna de Noel derivan de las celebraciones paganas de Yule: el árbol de Noel, las coronas de muérdago o de acebo, las luces… Pero la celebración de Yule en el solsticio de invierno es anterior a la Navidad Cristiana que se adaptó a las creencias paganas dominantes.

Publicado en Odinismo | Etiquetado | Deja un comentario